Skip to main content

¿Esperas impuestos muy altos en tus previsiones de cierre fiscal? ¿Eres asesor y necesitas plantear a tus clientes fórmulas de ahorro fiscal? ¿Estás buscando deducciones para Impuesto Sociedades o IRPF?  ¿Cómo puedo beneficiarme de estas ventajas fiscales? En este artículo te explicamos cómo y, sobre todo, por qué invertir en cultura es la mejor solución para pagar menos impuestos.

La financiación de la música en directo es una de las grandes problemáticas que ha vivido la industria musical que, además, se ha visto potenciada tras la pandemia. Muchos artistas han tenido que cancelar sus giras por falta de seguridad económica en 2022 y es por eso que cobra vital importancia la entrada de financiación externa en forma de incentivos y deducciones fiscales. Estas permiten la entrada de inversores ajenos al sector que encuentran en la cultura una solución de ahorro fiscal en sus ejercicios económicos otorgándole beneficios fiscales debido al apoyo económico que aportan a cultura.

La música en vivo, y el sector cultural en general, han encontrado un fuerte aliado en artículo 39.7 de la Ley de Impuestos de Sociedades, el cual permite unas importantes deducciones en favor de cualquier empresa que apoye espectáculos y proyectos culturales (música en vivo, teatro, cine y audiovisual). Es decir, permite la entrada de inversores externos al sector cultural, aportando liquidez instantánea al promotor y a la gira o festival de música y otorgando al inversor unas deducciones del 120% de la cantidad aportada por apoyar al sector cultural. Unas cantidades que resultan determinantes para el desarrollo cultural y para la viabilidad del sector. 

De este proceso se encarga nuestra plataforma Incentiva Music que conecta promotores y empresas musicales con inversores y asesores. La herramienta, que tiene una gran cartera de inversores y promotorías, está concebida bajo un modelo de servicio innovador y transparente y cuenta con el respaldo de la asesoría profesional de Sympathy for the Lawyer.  

Suscribirse al radar de subvenciones de Incentiva Music

¿Cómo funciona el nuevo régimen de incentivos fiscales por aportaciones culturales? 

Las deducciones fiscales culturales permiten a empresas y autónomos de todos los sectores aplicar una deducción en cuota del Impuesto Sociedades o IRPF del 120% respecto a las cantidades aportadas a proyectos de cultura. Esto significa generar una rentabilidad o ahorro fiscal del 20%, además de grandes posibilidades en cuanto a RSC (Responsabilidad social corporativa e incluso patrocinios para la empresa. 

Estos beneficios fiscales se fundamentan en certificados emitidos por el Ministerio de Cultura y se gestionan directamente con Hacienda a través de un procedimiento específico que se ha habilitado para remitir por la sede electrónica a final de año todos los detalles y datos fiscales de las aportaciones por parte de los mecenas. 

Pongamos un ejemplo: Pensemos en una empresa hostelera que va a cerrar 2022 con una buena cifra de beneficios y una alta base imponible en Impuesto sobre Sociedades. Si hace una aportación de 100.000 euros a un proyecto cultural como podría ser un festival de música o una gira de conciertos de una orquesta sinfónica, podrá aplicar una deducción en su impuesto sobre sociedades de 120.000 euros. Por tanto, esta empresa ha conseguido un ahorro fiscal del 20%, todo ello en virtud del artículo 39.7 LIS (puedes consultar el artículo de la ley en este enlace). 

¿Cómo puedo beneficiarme de estas ventajas fiscales? 

La plataforma Incentiva Music, que cuenta con el sello Mecenazgo y Cultura del Ministerio de Cultura, cuenta con los proyectos que cumplen los requisitos de la normativa para generar las deducciones en favor de empresas y autónomos. 

En este enlace se pueden encontrar más información sobre estos beneficios fiscales y un listado de los proyectos con los que la plataforma trabaja, que son los que se pueden elegir para obtener estos beneficios fiscales. 

Pueden beneficiarse de estas ventajas fiscales todas las empresas (SL, SA, Cooperativas) como personas físicas con actividades económicas, de cualquier sector económico. También en el caso asociaciones con objeto social mercantil. 

Esta solución de ahorro fiscal está dirigida a contribuyentes que pagan impuestos altos (orientativamente, resulta interesante para clientes con una base imponible a partir de 50.000 euros anuales). 

Cómo funciona el proceso de cesión de deducciones por inversión en cultura 

Estos son los trámites y requisitos necesarios para poder beneficiarse de este régimen fiscal (La plataforma de Incentiva Music, se ocupa y se asegura del cumplimiento de todos los requisitos y procesos):

  1. Formalizar el contrato de financiación según el modelo definido en el propio artículo 39.7 de la Ley de Impuesto sobre sociedades (la ley establece el contenido que debe tener este contrato, que una vez firmado debemos remitir a Hacienda). 

  1. Aportar un informe legal y económico sobre el proyecto cultural, aclarando todos los detalles sobre la base jurídica de la deducción fiscal y los detalles contables y económicos de la misma. 

  1. Realizar las aportaciones económicas por parte de la empresa o autónomo que va a aplicar estos beneficios fiscales. 

  1. Tramitar el certificado ante el Ministerio de Cultura que sirve como base para las deducciones. 

  1. Se realiza la comunicación a AEAT según el procedimiento habilitado en la sede electrónica al efecto. 

  1. Y, para finalizar, se avisa al inversor para que aplique la deducción en las nuevas casillas del impuesto (casilla 00074 Modelo 200 Impuesto Sociedades o casilla 1723 Modelo 100 IRPF). 

Ventajas para asesores y despachos 

La plataforma Incentiva Music está abierta a acuerdos de colaboración con asesorías, despachos de abogados, consultores financieros… que estén interesados en aportar estas opciones de ahorro fiscal e inversión para sus clientes.  

Para un asesor fiscal o un despacho (u otro tipo de profesional que trabaja con empresas interesadas en este ahorro fiscal) colaborar con la plataforma Incentiva implica varias ventajas muy importantes: 

  1. Aportar valor añadido al ofrecer asesoramiento a tus clientes con una gran solución de ahorro tributario y rentabilidad económica. 

  1. Acuerdo de colaboración económico con la plataforma con honorarios para el asesor mediante porcentaje sobre las operaciones realizadas por sus clientes. 

  1. Abrir nuevos horizontes para los clientes que además de ahorro fiscal puedan estar interesados en otras sinergias con los proyectos culturales: RSC, patrocinios, invitaciones a conciertos,… 

Este régimen fiscal está generando un altísimo interés en empresas que estiman un fuerte pago de impuestos en 2022. Con la demanda que se estima que a finales de 2022 faltarán proyectos invertibles, por lo que si estás interesado te invitamos a contactar con Incentiva Music sin compromiso para explicar con más detalle este régimen fiscal y nuestro modelo de colaboración con asesorías y despachos profesionales. 

Confianza y seguridad jurídica respaldada por Sympathy for the Lawyer 

Las deducciones fiscales y proyectos gestionados por Incentiva Music cuentan con la confianza de Sympathy for the Lawyer, el despacho de abogados y asesoría referente en el sector musical y cultural. Trabajamos para las principales empresas productoras del país, ocupándonos de la gestión de sus deducciones y de todos los trámites necesarios para que vuestros clientes puedan beneficiarse de estos incentivos. 

Sympathy for the Lawyer cuenta con un equipo multidisciplinar de 22 abogados, economistas, fiscalistas, y actualmente somos los principales expertos del país en este sector y en las deducciones fiscales culturales. Disponemos de oficinas en Madrid, Granada, Barcelona y Ciudad de México. Nuestro equipo cuenta con una dilatada experiencia previa en due diligence, M&A de grandes empresas y gestión de deducciones I+D+i, lo que garantiza los mayores estándares de calidad profesional y rigurosidad. 

Todos los proyectos culturales con los que trabajamos están sometidos a exhaustivos procesos de revisión para controlar facturas de gasto, contratos, documentos de pago, de manera que la deducción fiscal tenga una sólida base jurídica y económica, asegurando que cumplen con todo lo necesario y realizando los trámites ante Hacienda para que luego se pueda aplicar la deducción. 

Además, desde la plataforma se realizan todos los trámites necesarios para la cesión de la deducción a las empresas y autónomos interesados (obtención del certificado del Ministerio de Cultura, contrato según normativa, comunicaciones a AEAT,) de manera que resulta muy cómodo y sencillo tanto para las empresas inversoras como para sus asesores.