Skip to main content

La Comisión Europea ha aprobado la propuesta de las haciendas forales de Guipúzcoa y Álava para implementar un sistema de deducciones culturales para fomentar la producción audiovisual (cine y series) y de espectáculos de música en vivo y artes escénicas (festivales, conciertos y teatro).

Con esta confirmación, los rodajes, conciertos y festivales de música que se realicen en Álava y Guipúzcoa contarán con incentivos fiscales similares a los que ya se aplican en Vizcaya, Navarra y el resto del estado español.

El presupuesto estimado de estas ayudas en forma de deducciones en el Impuesto sobre sociedades es de 150 millones de euros en cada uno de los regímenes, y estarán vigentes al menos hasta 31 de diciembre de 2028.

Como ya ocurrió cuando la UE examinó el sistema de deducciones culturales del territorio fiscal común español y el de Vizcaya, las autoridades europeas han concluido que esta fórmula de beneficios fiscales y ayudas a la producción audiovisual y de espectáculos es compatible con el derecho comunitario, ya que cumplen con el principio de proporcionalidad, no interfieren en la competencia y libre comercio de los Estados miembros, además de ser una medida necesaria para promover la Cultura en España y en la Unión Europea.

Cuantía, límites y requisitos de las deducciones culturales en Guipúzcoa y Álava

Todavía no se conocen los detalles de estas medidas, pero previsiblemente serán similares a las condiciones ya implantadas en Bizkaia, según ha manifestado públicamente el diputado foral de Hacienda y Finanzas de Guipúzcoa, Jokin Perona.

La propuesta de la Hacienda Foral de Gipuzkoa de 10/02/2023 planteaba incrementar la deducción del cine del 35% actual al 60%, y para obras en euskera del 45% hasta el 70%. En cuanto a música en vivo y artes escénicas, la nueva deducción planteada sería del 30% en general, y 40% para producciones en euskera.

¿Cuándo se podrán aplicar estos incentivos fiscales?

Ahora les toca a los departamentos de Hacienda de Guipúzcoa y Álava llevar la nueva normativa al gobierno foral para que posteriormente sea sometida a la aprobación de las Juntas Generales de cada territorio.

Por tanto, las medidas podrían estar aprobadas a lo largo de 2024, y una cuestión importante es si incluyen carácter retroactivo para que las deducciones se puedan generar con carácter retroactivo para los conciertos y producciones audiovisuales inciadas o realizadas desde el inicio del año.